Anuncio
 
Anuncio
Volver a las noticias
2017-12-03 Fútbol Base
Hoy nos jugamos la liga, Mamá
Carta de la madre de un portero de tan sólo nueve años

Sábado por la mañana. Como cualquier otro Sábado de cualquier otro fin de semana, nos levantamos temprano porque hay partido. Estando desayunando, mi hijo me dice “Hoy, Mamá, ¡ nos jugamos la liga!”. Mi cara es de asombro total… ya que somos de los últimos de la tabla y con cero partido ganados. Al ver mi cara de asombro me explica,” que claro…, nuestra liga está con los tres últimos, Mamá. ¡ Hay que ganar este partido!.”

Me lo quedo mirando con admiración… Portero de un  equipo, con muchos goles en contra, y con mucha, muchísima ilusión, porque llegue el día del partido y salir a disfrutar, a ganar, a jugar, en definitiva a pasárselo bien en el campo. Porque aunque son niños y tienen que divertirse, ¿a quién no le gusta ganar?.

Comienza el partido, partido reñido e igualado. Cualquiera de los dos equipos puede marcar, además con esa sensación…el que marque  se lleva el partido.

 

Piiii!!!! Falta cerca del área y…. gol!!!! Nos marcan. Bueno no pasa nada, sacamos y seguimos luchando e intentándolo. Pasan los minutos, tanto mi porterín como el del equipo contrario sacan muy bien, casi parece un partido de tenis. Saques arriba, hay que marcar, cada vez lo ven más posible… Lo vemos todos, lo ven los niños, hay que marcar chicos!!!! Lamentablemente también lo ven los padres del equipo contrario, presionan con gritos al portero, a mi porterin , le gritan que hace falta en el saque, gritan al árbitro, INSULTAN al arbitro, siguen gritando al portero. El árbitro habla con el portero y le dice que no haga caso, que lo está haciendo perfectamente, pero los padres siguen gritando y avasallando al portero, insultando al árbitro, y de repente, el portero, mi porterin, se quita los guantes y se marcha llorando del campo. Mi cara es de asombro, pienso que le ha dicho algo al árbitro y que este le ha expulsado. Se para el juego.

Veo llorando a mi porterin de manera desconsolada, sin saber muy bien que ha pasado, le digo, que no puede dejar a sus compañeros solos, y que salga del vestuario .

Al final perdieron de nuevo con un gol en contra. No pasa nada. Ya llegara el día que ganemos….

No justifico la salida del campo del portero, de mi porterin, mal hecho muy mal hecho, no salía de mi asombro incluso enfado por lo que había hecho… Pero analizándolo durante todo el día de ayer, hasta qué punto se puede desquiciar un niño de nueve años, SI, SÓLO NUEVE AÑOS, para tomar la decisión de marcharse en mitad de un  partido llorando desconsoladamente por la actitud lamentable de unos padres desquiciados por ganar un partido de fútbol. ¡¡¡¡¡¡Pero de qué estamos hablando!!!!! Incluso al final del partido me llegaron a decir, que el niño se toma demasiado las cosas a pecho…

Y yo me pregunto… ¿ es defendible la falta de respeto, la falta de educación hoy en día?. Parece que para algunos no tiene ningún valor ya.

Me quedo con lo que es mi porterín, que a día de hoy incluso a nosotros, sus padres, nos da lecciones de lealtad y respeto. Y de verdad, invito a todos los padres, a ver un partido de sus hijos, desde una esquina fuera del bullicio de otros padres, para que sean conscientes de la imagen lamentable que dan. Insultos graves a los entrenadores, a los árbitros, incluso en momentos determinados a los propios niños. Los niños pierden el respeto a los árbitros, a sus entrenadores y peor aún… a sus propios compañeros, sean del mismo equipo o del contrario.

Si la visión que yo tengo desde una esquina apartada, es tan lamentable, no quiero ni pensar lo que pueden llegar a pensar esos niños que están jugando y oyendo por detrás a sus padres como verdaderos energúmenos.

Por favor, respetémonos, y respetemos a nuestro niños.

 

                                               LA MADRE DE UN PORTERO.

Anuncio
 
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Colaboradores